Amamantar al bebé con el labio paladar hendido es posible

bebe con paladar hundido

Una entrada inspirada por Waymilk

Lo primero que hay que explicar es que no es lo mismo el Labio Leporino y el Labio Paladar Hendido, aunque, en la mayoría de las ocasiones, éstas dos deformidades congénitas surgen a la vez. Pero, la cuestión que nos inquieta es: ¿Puedo amamantar a mi bebé con labio/paladar hendido? Sí, puedes y debes.

Sujetadores de lactancia WayMilk te explica cómo amamantar y las complicaciones que pueden surgir y cómo superarlas. 

Estas son las diferencias entre ambas situaciones:

El labio leporino se origina por un crecimiento descompensado de los dos lados del labio, (dentro de los tres primeros meses de embarazo), y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes, (aproximadamente, constituye el 15% de las malformaciones congénitas). Puede presentarse de manera unilateral incompleta, unilateral completa y bilateral completa.

El paladar hendido es una condición en la cual el velodel paladar presenta una fisura o grieta que comunica la boca con la cavidad nasal. Puede estar afectado sólo el paladar suave, que está hacia atrás junto a la garganta, o incluir el paladar duro, formado de hueso y afectar también el maxilar. En la mayoría de los casos se presenta junto con el labio leporino. También es frecuente que la campanilla o úvula esté dividida (bífida). Uno de cada setecientos nacimientos a nivel mundial presenta paladar hendido. Esto ocurre cuando falla la unión de las prominencias palatinas laterales o maxilares con la prominencia palatina media o frontonasal durante el desarrollo del embrión.

Es muy importante resaltar que, los niños con Labio y/o Paladar Hendido, en su gran mayoría, son perfectamente sanos, es decir, no tienen algún otro compromiso sistémico asociado.

Un bebé con labio leporino se puede amamantar, pero si el bebé tiene el paladar hendido solo podrá  amamantar si la fisura es pequeña o estrecha.  Para ello, el pezón debe situarse donde no hay fisura. Lo importante es que el bebé obtenga un buen agarre, por lo que necesitarás ayuda de una enfermera especialista.

Las ventajas de amamantar a tu bebé:

  • Los bebés con el labio leporino y el paladar hendido tienden a tener más infecciones de oído y la lactancia los protege contra estas infecciones, (mediante el paso de los anticuerpos maternos a través de la leche).
  • Como el atragantamiento y que leche salga por la nariz son bastante comunes en estos casos, la leche materna  les ayuda porque es menos irritante para las mucosas nasales.
  • Amamantar refuerza los músculos de la cara y la boca, ayudando a una formación más normal de la cara y al desarrollo del habla.
  • El pecho se adapta mejor a la forma del labio y la boca porque es más flexible que un biberón.
  • El pecho es un buen sustituto de un chupete, a la vez que el bebé se sentirá muy cercano a su madre lo cual ayuda en el proceso de apego.

Si optas por la lactancia materna es posible que surjan alguno de estos problemas :

  • Dificultad en el agarre y la succión.
  • Riesgo de atragantamiento.
  • La leche le puede salir por la nariz.
  • El bebé puede preferir el lado que no tenga la hendidura.
  • El bebé se puede cansar más fácilmente y puede no amamantar el tiempo suficiente para obtener la leche del final de la toma que es la más rica en grasas.
  • Succión débil o no rítmica.
  • El bebé puede tragar demasiado aire.

Pero no te agobies, hay una serie de medidas que puedes tomar para hacerle más fácil la toma y convertirla en un momento de placer para ambos:

  • Practica los primeros días, después  de dar a luz tus pechos aún están suaves porque no te ha subido la leche y así podrás encontrar la posición más fácil para ti y tu bebé. Además, tu bebé se beneficiará del calostro.
  • Una de las posiciones de amamantar que puedes usar es la de rugby modificada, (posición de rugby con el bebé más incorporado) y, cuando el bebé ha crecido, puedes adoptar la posición del “caballito”, (sobre todo si el bebé tiende a atragantarse o le sale leche por la nariz).
posicionde amamantamiento  caballito

Posición caballito

 

  • Si tu bebé prefiere un pecho, prueba a cambiarle al otro pecho sin girarlo. Por ejemplo, si lo amamantas en la posición estirado en el pecho izquierdo, lo puedes amamantar del pecho derecho en la posición de rugby o canasto (para esto puede ser que necesites la ayuda de almohadas).

Rugby

  • Te será útil  usar la posición de la Mano de Bailarina porque en ocasiones estos bebés necesitan que la madre apoye su barbilla mientras se les da el pecho.
  • manobailarinaAmamanta a menudo, de 8 a 12 veces en 24 horas. Si tienes que despertarle para amamantarlo, busca las señales tempranas de hambre, como movimientos de la boca o llevarse la mano a la boca, o prueba a  desnudarle para cambiarle el pañal y el contacto piel con piel.
  • Es muy probable que tengas problemas en la succión: Le ayudarás si estimulas la bajada de la leche. Lo conseguirás mediante el masaje de tus pechos antes de la toma.  También puedes extraer tu leche de forma manual o mediante el uso de un sacaleches y así tu bebé obtendrá la leche nada más comenzar la toma. Esto le animará a succionar y también a obtener tu leche de forma más inmediata. Una vez el bebé empieza a succionar es importante que observes el movimiento de su mandíbula, oreja y su sien, (son los signos de un buen agarre).
  • También puede ser necesario que hagas compresiones de pecho durante una toma para asegurarte de que tu bebé está recibiendo leche. También puede ser necesario el uso de un relactador.
  • El bebé no suele amamantar el tiempo suficiente para llegar al final de la toma, así que después de la toma:
    • vas a necesitar extraer tu leche, (con un sacaleches o de forma manual), para asegurarte de que tus pechos reciben el estímulo adecuado,
    • Tendrás que complementar la toma con  un biberón y para ello puedes usar tu propia leche extraída.
  • Si el bebé no puede succionar el pecho antes de tener la operación del paladar es todavía posible que tomen leche materna mediante la extracción de la misma y el uso de un biberón especial, un vaso de lactancia o una cuchara. También se le puede animar lamer la leche del pezón de la madre.
  • Por todas las complicaciones es muy importante saber si  tu bebé está recibiendo leche suficiente:
    • Una buena cantidad de pañales muy mojados cada día y por lo menos 2 o 3 deposiciones diarias,  para el quinto día después de nacer son de un color amarillento-mostaza. Luego del primer mes, deja de defecar tan frecuentemente. Algunos bebés pueden pasarse un día o dos sin ir al baño.
    • Tono de piel en buen estado
    • El peso aumenta adecuadamente, entornos a 28 gr. al día, a partir del quinto día y hasta los tres meses de edad. Y las medidas de la circunferencia de la cabeza y longitud están en los percentiles medios indicados.
    • Si estás preocupada acerca de cualquiera de estas cosas, debes consultar a tu pediatra de inmediato.

NOTA sobre el control de los pañales:

La cantidad de pañales es distinta si son desechables a si son de tela: Ensucia siete u ocho pañales de tela al día o entre cinco y seis desechables. Los pañales desechables son más absorbentes y a veces no se distingue bien si están húmedos. Si no estás segura, quítale uno y compara su peso con uno seco. El mojado tiene que pesar un poco más.

Que los pañales estén o no mojados no es razón suficiente para determinar si el bebé recibe leche suficiente. Un bebé deshidratado también puede mojar los pañales. Las heces y el aumento de peso son las mejores medidas para verificar que tu bebé está bien.

¿Qué ocurre cuando se opera al bebé?

Cuándo se opera al bebé puede variar de hospital en hospital, dependiendo del tipo de hendido y de la operación que el cirujano realiza. Esto puede significar que tu bebé sea destetado, pero que continué con la leche materna  usando un biberón.

En algunas zonas, el cirujano que prefiere no utilizar un biberón inmediatamente después de la operación de paladar, así que pregunta a tu equipo médico, porque puedes necesitar acostumbrar a tu bebé a un biberón-cuchara o un vaso especial antes de la operación. Lo mismo puede aplicarse al chupete.

Fuentes: guiadelactanciamaterna, medlineplus, wikipedia, albalactanciamaterna.

Acerca de WayMilk

Amamanta a tu bebé mientras cuidas tu pecho porque el sujetador de lactancia WayMilk está diseñado con un novedoso y exclusivo sistema de cruzado a dos bandas elásticas que entre muchos beneficios ayuda a prevenir la mastitis, el pecho caído o las estrías.

11. enero 2015 por WayMilk
Categorías: Alimentación del bebé, Crianza con apego, Lactancia materna | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies