El Colecho como opción

colecho Charly y la fábrica de chocolate

ç

Una entrada inspirada por Waymilk

El colecho, una práctica  muy criticada y muy defendida, pero cómo todo en la vida ni es lo mejor ni es lo peor. Cada hij@ es diferente y tiene necesidades distintas, adaptarse a cada uno dándole lo que más necesita es la obligación de todos los padres y madres.

El colecho sigue siendo  un tema tabú. Es ese secreto que muchas madres guardan, del que disfrutan en silencio porque lo critican en público, el que callan mientras con los ojos cerrados aún pueden sentir la respiración y el calor de sus bebés y niñ@s.

Desde WayMilk sujetadores  lactancia,  queremos desmitificar y hacer llegar  que es una opción más, que no hay que sentirse culpable, ni mala madre ni tan siquiera radical  por defender una práctica muy lógica y que viene determinada por procesos culturales y emocionales del desarrollo del individuo. con este objeto os  lanzamos esta pregunta:

Si estuvieses enamorado hasta los últimos átomos de tu ser : Qué preferirías ¿dormir sólo o con el amor de tu vida?

Pues eso, nustros hij@s son el amor correspondido más grande que tendremos en nuestra vida. ¿No es lógico por tanto  que ell@s y nosotros queramos estar en contacto permanente?

Empecemos por el principio, conozcamos  el significado  de la palabra colecho:

si buscamos en  la  RAE, colecho,  no la encontraremos  registrada en el Diccionario, acudimos a otras fuentes, no tan rigurosas pero si  nos aclararan conceptos, la wikipedia,

El colecho o cama familiar es una práctica en la que bebés o niños pequeños duermen con uno o los dos progenitores. Es una práctica normal en muchas partes del mundo

A partir de esta simple y clara definición, la Wikipedia nos facilita una  listado de inconvenientes y desventajas sobre el colecho.

Inconvenientes del colecho:

  • Riesgos de asfixia sobre todo en el caso de que el bebé no sea lactante materno.
  • En el caso de bebés prematuros y/o de un peso inferior a 2.500 gramos se incrementan los riesgos del colecho.
  • Algunos padres duermen peor cuando duermen con un bebé, sobre todo por los mecanismos de alarma.
  • Asociación estrecha de sueño y presencia de los padres, lo que puede dificultar conciliar el sueño del niño en siestas y a la hora de irse a dormir sin los padres.
  • La vida de pareja se podría resentir.
  • Algunas teorías contrarias al colecho afirman que los niños que practican colecho más allá del año se muestran más dependientes de sus padres y tienen una personalidad menos madura y llega a  presentar problemas de socialización, aunque no  se han realizado a día de hoy estudios que lo verifiquen.
  • Autoridades médicas afirman que el colecho podría aumentar el riesgo de muerte súbita, por lo que aconsejan compartir con el infante la habitación, pero no la misma cama.

Ventajas del colecho: 

  • Favorece la instauración y mantenimiento de la lactancia materna y facilita las tomas nocturnas.
  • Aumenta los episodios de sueño REM, lo que disminuye o corrige los episodios de apnea del sueño, peligrosos para el bebé.
  • Reduce el riesgo de que el bebé sufra hipoglucemia.
  • Disminuye la frecuencia y duración del llanto del bebé.
  • El bebé se duerme más fácilmente, incluso en los despertares nocturnos.
  • Sincroniza los ciclos de sueño de la madre y el bebé.
  • Potencia el vínculo afectivo entre padres e hijos.
  • Disminuye el riesgo de muerte súbita (SMSL). James McKenna, antropólogo de la Universidad de Pomona, ha estudiado el SMSL en diversas culturas concluyendo que el riesgo es hasta diez veces mayor en las culturas en las que los niños no comparten lecho con los padres4 5 Si el colecho reduce los episodios de apnea del sueño, el riesgo de SMSL disminuye. Aunque este tema está aún bajo investigación, se recomienda que las madres y padres fumadores no duerman con bebés de menos de tres meses por aumentar el riego de muerte súbita.
  • Favorece el bienestar del bebé, su desarrollo neuronal y la capacidad de respuestas adecuadas ante situaciones de estrés, así como el desarrollo de la autoestima, y posterior autonomía personal.

Cómo todo en esta sociedad actual en la que vivimos, en la que  tomar una decisión se convierte en un verdadero dilema y un acto altamente criticable, porque todo es relativo, la OMS a redactado una serie de recomendaciones que hacen más seguro el colecho,  minimizando el riesgo de algunas de las  desventajas basadas en la seguridad del bebé  o niñ@.

Éstas, aunque  son de sentido común, debemos recordar las y tenerlas en cuenta pero sobre todo adaptarlas  al comportamiento y las circunstancias de nuestr@s hij@s.

Por ejemplo:

Si tu bebé es tranquilo,  a penas  se mueve, entonces es probable que durante la fase de tú sueño más profundo puedas acabar encima de él, pero si al contrario, tienes un bebé inquieto que mamá a menudo, que se mueve o llora cada poco, difícilmente te relajarás tanto cómo para aplastarlo. Cómo ya hemos dicho todo es relativo y circunstancial. Lo que debes decidir es si prefieres levantarte y dale de mamar en su habitación o lugar habitual o prefieres despertarte, levantarte, acunarle de nuevo o  darle la teta y seguir durmiendo.  Es tu decisión y la de tu pareja, nada debe de influiros que no sea vuestro sentido común y vuestras circunstancias personales.

Hay otras medidas, que aunque nos parecen de pero grullo, cómo la de no cubrir la cabeza del bebé…. (Si le gusta taparse con una mantita, le tapamos, ojo! una mantita, no algo pesado que le pueda provocar asfixia) o lo de  ponerle boca arriba…. Pues depende también.

Al igual que la lactancia materna es una cuestión cultural el colecho también lo es : Un estudio de 2006 reveló que, entre niños de la India de entre 3 y 10 años, el 93% dormían con sus padres. El colecho se practicó amplia mente hasta el siglo XIX en Europa, cuando las casas comenzaron a tener más de un dormitorio y los niños su propia cuna. En muchas partes del mundo el colecho se practica simplemente para mantener al niño caliente durante la noche. Recientemente se está  re introducido el colecho en la cultura occidental mientras que en lugares como Japón el colecho es la norma y el índice de muerte súbita del lactante es uno de los más bajos del mundo.

Para terminar, sigue tu instinto haz aquello que sabes que tienes que hacer, dale a tu bebé lo que necesita y obvia por completo aquellas cosas que no te parezcan lógicas aplicar según tus circunstancias personales. Disfruta del camino de ser madre, no dejes nunca de hacerlo.

 

About WayMilk

Amamanta a tu bebé mientras cuidas tu pecho porque el sujetador de lactancia WayMilk está diseñado con un novedoso y exclusivo sistema de cruzado a dos bandas elásticas que entre muchos beneficios ayuda a prevenir la mastitis, el pecho caído o las estrías.

06. mayo 2017 by WayMilk
Categories: Crianza con apego, Infancia | Tags: , , | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies